Bekia Viajes

Usuario:

Contraseña:

Europa / República Checa
 
 
RIADAS EN CENTRO-EUROPA

La crecida del río Moldova amenaza con destruir el puente de Carlos, símbolo de Praga

Las lluvias torrenciales en el centro de Europa se han cobrado diez muertes y podrían acabar con uno de los monumentos más importantes de la República Checa.
 

La capital checa se afana en proteger uno de sus lugares más representativos, el puente de Carlos, del siglo XIV, de la poderosa crecida del río Moldova. Una excavadora de más de 25 toneladas intenta retirar escombros de debajo de la estructura y evitar las consecuencias de las lluvias torrenciales, que ya han causado numerosos destrozos en Centro-Europa y han dejado a su paso 10 muertos.

Las inundaciones ya han obligado a cerrar casi la mitad de las estaciones del metro y se prevé que alcancen su punto más alto durante este martes. Lugares históricos del país como la región de Bohemia tienen sus calles cubiertas por el agua y en Praga el histórico puente, habitualmente abarrotado de turistas, ha sido cerrado y se teme que pueda acabar destruido.

"El puente de Carlos es diferente a otros puentes de piedra y puede sufrir más daños" dicen los responsables de la protección del viaducto. Otro de los peligros es que la gigantesca excavadora que se afana por protegerlo sea causante de daños en el pavimento del puente, que habitualmente es de uso exclusivo peatonal. También en Alemania han causado problemas las lluvias, y en Austria, muchas regiones del Tirol se han convertido en auténticos pantanos.

El Zoo de Praga en Caos


La crecida del río ha obligado también a evacuar a más de 1.000 animales del zoologico de Praga, situado junto al Moldava, y han recordado la trágica situación que se vivió en 2002 ante otras grandes inundaciones. "Es una sensación terrible volver a vivir todo esto otra vez" declaró uno de los responsables del centro.
B. Iru Pérez Cabrera | 04 de Junio de 2013